miércoles, 23 de mayo de 2012

Delantal desigual

Bueno, esto de ponerme al día conmigo misma me está resultando bien. Por eso os tengo un poco abandonadas. En próximas entradas os iré enseñando y comentando, pero de momento tiro de nevera.

En un principio era un pantalón afgano (o cagaos, como yo les llamo, pero que me gustan, me resultan muy cómodos) de la famosa marca, pero estaba como contrahecho y tiraba una pernera. Entonces decidimos reconvertirlo a falda, pero... parecía un delantal. Y al final... pues eso, un par de delantales con el derecho y la trasera, añadiendo una pechera para no mancharse por arriba. ¿Qué os parece?

Aquí el pantalón una vez cortadas parte de las perneras.
El rincón de los líos de mi madre.
 Resultado final:
Por cierto, yo no me gasto ni un duro en la tienda.

8 comentarios:

  1. A esto lo llamo yo re-conversión, me gusta mucho, los delantales son mi debilidad y este así "jiporro" es una chulada.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho, ademas al salirte asi de baratito ;-) aun me gusta mas. Yo cada vez tengo mas esa conciencia de buscarle nuevos usos a cosas que no usamos... Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues te ha quedado muy chulo.... ha sido una buena reconversión.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Me gusta! ¡Pero qué apañaduca, madre!

    ResponderEliminar
  5. Que delantal más chulo, una buena manera de darle uso a algo que no utilizas.
    Besinos

    ResponderEliminar
  6. Genial y muy original, eso esta muy bien que reciclemos!
    abrazos guapa!

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado muy chulo el delantal,además son muy útiles en la cocina y a ti que te gusta estar entre pucheros te viene de perlas.
    Besines.

    ResponderEliminar

Estoy deseando leerte...