viernes, 17 de octubre de 2014

The running hat

El costillo tenía un capricho y le apetecía innovar. ¿Qué tal un gorro de lana dark-in-the-glow para correr cuando escasea la luz y se asoma el frío? 


Hice algunos cambios al patrón original adaptándome al grosor de la lana hilada a mano, al tipo de menguados utilizados y a que el destinatario no quería la vuelta que da en el borde.


Y aquí la caprichosa lana con hebra dark-in-the-glow. No es reflectante (cuando la iluminan refleja la luz), sino que se carga con la claridad y en la oscuridad emite luz (como aquellas pegatinas que venían en las bolsas de patatas fritas y con la oscuridad se iluminaban con una lucecilla amarillo-verdosa). Hasta ahora no le vimos el brillo, por más que la dejé cargando al sol...


2 comentarios:

  1. ajajjaja!
    cargando al sol!
    ajajjaja
    a ver como le va!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo comentó a la vendedora y le devolvieron el dinero

      Eliminar

Estoy deseando leerte...