lunes, 5 de octubre de 2015

Vacaciones libreras (I): Portugal

Las que me seguís hace tiempo sabéis de mi pasión por los libros y la lectura. De hecho dentro del blog hay una página que se llama 'El olor de los libros' (la podéis encontrar en las pestañas superiores). Y es que para mí, como para muchos amantes de los libros, éstos tienen olor. Eso de abrir sus páginas y aspirar esas emociones que despiden... ¿Cómo explicar esas sensaciones? Si no las sentís resulta un poco difícil...


Una de las cosas buenas que me ha dado el blog es encontrar #gentemaja de esa que hay por el mundo alante. Y ése es un placer comparable al de los libros. Sois ya unas cuantas a las que he ido incorporando a mi vida, me enriquecéis, me ayudáis a crecer, a aprender... siempre sentí gran curiosidad por las gentes extrañas (extrañas a mí en un sentido amplio y positivo de lo que supone la diferencia) por lo que aportan. Soy ecléctica, necesito seguir enriqueciéndome de saberes, sabores, de aprenderes... Y una de estas joyas de las que os hablo es Rosa, de Aquí quiero. Yo tengo la costumbre de comprarme siempre algún libro cuando viajo. El idioma no me importa, al contrario. Y esto es algo que también comparto con ella. Y aquí mi amiga maja, en sus vacaciones por Portugal de este verano, me pregunta que si quiero alguna lana o algo de la tienda de Rosa Pomar, en Lisboa. "¡Humm! Lanas portuguesas, por supuesto, y una telita chula". Y de sorpresa ¡este pedazo libro de Malhas Portuguesas, un trabajo de investigación de la propia Rosa Pomar! Una pasada de libro al que le tenía muchas ganas (cómo me engañaste, majica). Así que ¡mil gracias de nuevo, guapa!


Las lanas son la calidad Worsted de Beiroa. Colores otoñales y preciosos. Son lanas producidas exclusivamente en Portugal, mayoritariamente con ovejas de la raza Bordaleira da Serra da Estrela. En mi cabeza va tomando forma el proyecto.


Y la tela es un algodón americano precioso, también muy otoñal, al que le tengo que buscar patrón. ¡No se puede pedir más!

4 comentarios:

  1. Pero que majica que eres! No te mereces menos. Muackas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero qué majicas sois las dos! Un beso gordoooo!!!!
      Y qué envidia de regalazos, jeje

      Eliminar

Estoy deseando leerte...