miércoles, 21 de marzo de 2018

En rosas

Y eso que no soy de rosas. Pero hay veces que te entra por los ojos y oye, pues mola. Eso me pasó no sólo con la tela exterior, sino también con la del forro. Sólo quedaban dos fat quarters, yo me llevé uno, el otro Nireganbara.


No me digáis que no es super animoso! Y los colores son más reales en estas tres primeras fotos.


La bolsa con su asa combinada.


Y estos colgantes de abalorios que me pirran.


Ya tengo bolsa de labores nueva, que ya se sabe, las tejedoras siempre andamos cortas, nunca tenemos suficientes (como nunca suficientes proyectos empezados, salvo Aquiquiero, que teje en secuencial ;-)). Ya tengo el kit preparado con mi nuevo proyecto calcetinil. Todo muy corporativo, jeje. 


Telas: El Revoltijo
Cremallera y cordón de algodón: The Sewing Cat
Abalorios: Tiger
Enlazo al #mimi

7 comentarios:

  1. Yo tampoco soy nada de rosas, pero hay que reconocer que la tela es muy chula.

    ResponderEliminar
  2. Yo es que soy absolutamente rosafóbica, jajaja, pero te ha quedado un neceser suuuuuper chulísimo!

    ResponderEliminar
  3. yo no soy de rosas pero estas telas transmiten tanto... Te quedo muy chula la bolsa, ahora a por más!! jeje Muxu

    ResponderEliminar
  4. Me encanta tu nueva bolsa de labores, tiene el tamaño ideal para transportar un proyecto de calcetines. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja, sí, tejo en secuencial (o lo intento), pero nunca sobra una bolsa para un projecto 😅

    ResponderEliminar

Estoy deseando leerte...