martes, 14 de mayo de 2013

Cookies obsesionadas (y premios atrasados)

Este domingo tenía que encender el horno para hacer pan, y de paso hice galletas. Una nueva edición de las cookies de Mis obsesiones de hoy que ya había hecho y que triunfaron. La peque-grande no hacía más que pedirme más, así que ¡manos a la obra! Sólo con verlas engordan, pero... ¡menos mal que lo hecho en casa adelgaza, jaja!

La receta que nos da Marta da para dos docenas de galletas (si no las hacéis muy grandes) así que, en vista del éxito, doblé cantidades, pero hice varias innovaciones: el azúcar moreno, la harina integral mezclada con la de fuerza y, además de pepitas de chocolate, le puse trozos de chocolate blanco y arándanos. Me salieron ¡tres docenacas!, que apenas olimos igualmente, juas...

Así que la masa la hice con 100 ml de leche, 160 grs de azúcar moreno, 250 grs de harina integral y 110 grs de harina de fuerza, 120 grs de mantequilla pomada, dos sobres de levadura en polvo y los trozos de choco y los arándanos a ojo (que no tengo báscula, sino medidor pirex).

Además es muy fácil de hacer, como veis en su receta: se mezclan todos los ingredientes juntos, se hacen las galletas y al horno unos 15 minutos a 180 grados. ¡Y a dar forma al formato bikini!

Y agradecer un par de premios. El primero de Tejiendo en mi cocina, que me concede el de Best Blog, el segundo concedido por La ventana azul por el que tengo que compartir siete cosas sobre mi:
1- Soy montuna
2- Me gustan las cosas hechas a mano
3- Me pirra la lectura, mi madre me decía de pequeña que si el papel higiénico tuviera letras también lo leería
4- De pequeña quería ser un chico, de hecho en vacaciones de verano me cortaba el pelo y me quitaba los pendientes y me encantaba cuando las señoras mayores se referían a mi como "¡eh, chico!". Me encantaba Jorge/Georgina de Los Cinco de Enid Blyton.
5- Mi pasión es viajar, creo que es una forma excelente de aprender
6- Soy jugadora de baloncesto
7- ¡Me encanta la escatología, jaja!

15 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ñam, ñam! ya no me quedan... tengo que hacer más

      Eliminar
  2. Jo, pintaca! En cuanto encuentre diez minutos tengo que hacerlas otra vez. Lo bueno es que es una receta tan básica que admite infinitas variaciones!
    (Yo también era muy fan de Georgina!)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Jugadora de baloncesto escatológica y lectora. Esa es mi chica!!! No podría estar más de acuerdo.

    Salvo en lo de Georgina, oyes, que no. Que me cabreaba que en lugar de intentar que las chicas pudiésemos hacer lo mismo que los chicos se hiciera pasar por un chico. Yo quería ser un chico sin renunciar a mis coletas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que parece que las chicas eran tontas y de florero, las cosas guays les pasaban a los chicos, que eran los salvadores... Pero no, poco después aprendí a no renunciar ni a mi sexo ni a mis aventuras, jeje. Las chicas molan mucho más, pueden hacer mucho más (y a la vez, jeje). Y me gusta ir a contracorriente, así que una chica montuna y aventurera, que disfrutaba con las guerras de moñigas y este tipo de cosas, jaja.

      De hecho mi peque-grande, con sus 4 años recién cumplidos, me dice que le quite los pendientes (extraña tradición española...) que quiere ser un chico. Se parece más a mi de lo que creía, jaja. Y yo le digo que sí, pero que mola más ser chica, que se puede hacer cosas molonas y más. Que no somos floreros.

      Eliminar
    2. Eeeeso! Exactamente. Yo quería eso, montar en bici, correr aventuras, subirme a los árboles... y volver a casa y jugar con mis Barriguitas. Por eso me gustaban más los libros de Puck.

      Mi pompona no, es niña, niña, niña. Muy deportista y muy lanzada, pero presumida y con un pavo a los siete años que espanta.

      Lo de la escatología ya es tema aparte. En casa lo somos todos. Y no paramos de decir tacos.

      Eliminar
    3. Puck! mi ídola, jaja, junto con las gemelas de Santa Clara y Torres de Malory... me podía la imaginación.

      Pues aquí la peque-grande no quiere ni vestidos y ni faldas. Y yo recuerdo, cuando me compraban calzado nuevo, que tenía que probar a correr por la tienda y hacer que saltaba a la comba y la goma para ver si pasaban la "prueba", jaja

      Eliminar
  5. Madre mía... qué ricas tienen(tenían) que estar..... yo quiero!.... en fin...
    Yo era dan total de los cinco y tengo todavía los libros en casa de mis padres. Lo q no me gustaba era q me confundiesen con un chico, cosa q me pasaba amenudo pues llevaba el pelo corto y casi siempre pantalones.. a pesar de los pendientes:-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ays, que se me había pasado contestarte, chorry. Yo no tengo toda la colección de Los Cinco, sólo algunos, el resto los sacaba de la bilioteca. Ya, la gente a veces tiene unas confusiones extrañas...

      Eliminar
  6. Que ricas! pienso hacerlas este finde, haber si me quedan tan ricas como a ti! porque tres docenas... y volaron jajaja tenian que estar de rechupete, gracias por la receta guapisima
    Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buff, son la perdición, jaja, ya me contarás qué tal

      Eliminar
  7. Hola, wapa!! Gracias por traerte el premio a tu casita. Además me ha encantado conocerte un poco más que de eso se trata. Yo tb era fan de Georgina, quería se un chico, jajajja, ya no me siento tan rara, porque de niña niña niña tenía poco, vamos que ni me pinto ni llevo tacones ni quería tener novio y apenas piso la pelu, bueno acabo de cortarme el pelo, jijiji. EN fin que los 5 primeros puntos los comparto contigo y veo que hay por ahí alguien más del club...
    Besosoosos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te echaba yo de menos, veo que te estás poniendo al día ;-)

      Eliminar

Estoy deseando leerte...