lunes, 7 de abril de 2014

Pan casero, by Ibán Yarza

Sabéis que me gusta hacer pan. Aunque no sabíais que desde febrero tengo panificadora. Bueno, en realidad es un regalo que le hicieron al costillo. Pero él no hace pan. Así que regalo reciclado ;-).



Donde vivo no hay panadería, sino un señor con furgoneta que hace reparto. Pero yo estoy acostumbrada a mi panadería de siempre, con obrador propio. Me gusta el pan pan, el de verdad, no el precongelado, precocido, atestado de no-sé-qué-ingredientes-químicos (que nada tienen que ver con harina-agua-sal-levadura) de los supermercados... Y me encanta investigar, añadir mil cereales y semillas y otros ingredientes ricos como queso, aceitunas, tomate, orégano...

Resulta que ahora hacer pan está de moda. Como el tejer y ganchillear. Como el DIY. Bueno, yo son cosas que hice desde siempre, no por moda. La panificadora, que además de hacer pan también amasa  para que hagas hogazas y otros formatos y metas al horno, hace bizcocho, mermeladas y pasta fresca. La verdad que es un trasto. Y yo soy antitrastos.

Para Reyes me había pedido el libro de Ibán Yarza Pan Casero. Pero ellos optaron por otro obsequio. Así que me lo acabo de autoregalar (sonrisa de oreja a oreja). Le conocía de El foro del pan y es autor de las webs La memoria del pan (¿puede haber un título más sugerente? humm) y de ¿Te quedas a cenar?.


Ya me lo comencé a leer. Tiene una pinta total. Hay una primera parte explicativa de cosas que tienes que saber para elaborar pan. O por lo menos saber el por qué se hace lo que se hace. Luego vienen las recetas, divididas en tres secciones. Recetas variadas, también de panes extranjeros. Y termina con una sección dedicada a Historias de panaderos. Voy a disfrutarlo muchísimo no, lo siguiente.



18 comentarios:

  1. Yo soy de las enganchadas recientemente a lo de hacer pan. Ahora mismo estoy desayunando una tostada estupenda de uno de los que hice ayer.
    El libro también lo tengo y me encanta. Aunque de momento sigo fiel a la receta de pan de masa madre y no he hecho más... Tengo ganas de hacer algún pan de molde.
    Ya veo que tú le vas a dar mucho uso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la panificadora ya le di buena caña, y tengo la masa madre creciendo. Ayer estrené a Ibán Yarza con la primera de las recetas, el de pan sin amasar. Con tanta semilla me pierdo, ñam...! Ya vi que también fuiste a sus talleres. Sueño con los bollos holandeses de canela, entre otros, hummm!

      Eliminar
  2. En casa también tenemos la panificadora y mi chico se ha picado tela con el pan y aparte de usar la panificadora que también tienen por casa, lo hace a mano, así que fue regalo imprescindible el libro de Ibán Yarza, está genial!! y muy bien de precio... una vez que te metes a hacer pan ya no hay marcha atrás! Nada que ver con los supermercados, como tú dices jejeje.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la verdad. Es una pasada. Y todo es cuestión de organizarse, que este pan dura mucho más y en buenas condiciones

      Eliminar
  3. Hace un montón de tiempo que no hago pan, me has puesto los dientes largos, jejejeje...

    ResponderEliminar
  4. que buenos regalos!!1
    totalmente de acuerdo respecto al pan, en Bilbao han abierto hace unos meses un obrador que hacen alli todo,..
    vamos u no tiene ni color.
    donde solemos hacer quedadas tienen obrador pero no de pan, por el tema de metros de la cocina, es una pena pq viendo la mano que tiene con el dulce y salado Jon,,,
    nos salva que a pocas calles esta la panaderai con obrador...
    a disfrutar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Aquel trozo de tarta al que me invitasteis estaba de muerte. Y el olor que deja en casa, a hogar... Humm! Cada vez más enamorada de lo hecho en casa

      Eliminar
  5. Yo tb pedí ese libro a los reyes... Y me lo trajeron!! He hecho un par de veces el pan de molde y es un espectáculo, pero me confieso vaga empedernida y me da mucha pereza ponerme, la cocina no es lo mío :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como terapia? jaja! En realidad la panificadora venía para cubrir ciertas "prisas", pero no me termina de convencer el "tocho" de pan que sale: el formato es como un de molde a lo bestia y algunas recetas quedan muy "recias". Prometo establecer un día de amasado y producir para varios días...

      Eliminar
  6. Me encanta este libro... yo me lo autoregalé también hace unos meses y lo he disfrutado mucho, aunque la verdad es que todavía no le pillo el truco al pan (o a mi horno, no sé). Habrá que hacer más pruebas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O a la harina. Pues será cuestión de seguir probando...

      Eliminar
  7. Es estupendo comer pan recién hecho de verdad. Hace cinco años que hago el pan a diario con planificadora. Es una maravilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la diferencia es considerable. Y luego poder ir improvisando e innovando

      Eliminar
  8. Y el olorín que queda en la cocina!!!! una de las cosas más satisfactorias, hacer tu propio pan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la cocina, en toda la casa y hasta en la ropa. Olor a hogar, hummm!

      Eliminar
  9. Wowww!! Vas a disfrutar mucho haciendo tu pan y disfrutándolo en familia!!
    Besososos!!

    ResponderEliminar

Estoy deseando leerte...