sábado, 21 de mayo de 2011

Pan milagro

De vez en cuando me presta hacer pan.


Al principio compraba una harina con premezcla en el Lidl, pero me enseñaron una receta artesanal más sencilla, natural y barata de hacer, así que dejé la primera opción para pasarme a la segunda más casera. Luego iba "innovando" y le añadía semillas varias (con lo que me encantan los panes alemanes e ingleses, y aquí para eso hay muy poca variedad).

Rabilando por internete encontré esta otra receta que me hizo mucha gracia por su nombre: pan milagro. Y la verdad que talmente me pareció, sobre todo porque la hago un poco a ojo, aprovechando un medidor que viene en onzas y tengo que hacer la conversión de aquella manera (es que me cargué el medidor de pyrex que tenía, así que hasta que no compre otro, que se me olvida siempre, estoy abonada a los bizcochos de yogur que utilizas las medidas del envase y poco más).


Y éste es el resultado final. Damos fe en casa que el pan está wenísimo, aunque la hogaza es un poco pequeña puede también porque se hace en la fuente de pyrex que os pongo en la foto de arriba. Espero que cuando tenga mi ansiado medidor termine de darle el punto con las medidas, pero vamos, que para regalar el diente está muy bien. Si os animáis a hacerlo, ya me contaréis qué tal la experiencia.

4 comentarios:

  1. Hola "Mis Perendengues" pues si a ti leyendo mi primer post, te ha parecido estar leyendote, a mi navegando por tú blog, me ha dado la misma sensación, ya que a parte de estar enamorada de las lanas; cada cierto tiempo me da por probar a hacer pan, magdalenas, chuces...jajajajajajajajajaja, gracias por escribirme, te sigo, un abrazo grande, grande desde barcelona!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de coincidir!! Pues siempre tuve ahí una vena repostera (y llambiona, como decimos aquí, que es golosa). Además, lo hecho en casa no engorda, jaja! Pues supongo que en breve postearé algo dulce porque tengo un montón de huevos, no se vayan a estropear, jeje. Besotes desde las Asturias.

    ResponderEliminar
  3. Qué buena Helen, la pena es mi tiempo limitado.

    ResponderEliminar

Estoy deseando leerte...